984204034

640166849

¿Por qué es bueno depilarse las piernas con láser?

Si queremos mantener unas piernas suaves, libres de vello y sin que nos tengamos que preocupar en depilarlas, el láser es nuestra mejor opción. Son muchos los beneficios que encontramos con este método depilatorio, que puede llegar a ser definitivo, suponiéndonos un ahorro de nuestro tiempo y dinero a largo plazo.

Depilarse las piernas con láser ofrece muchas ventajas. Si estamos acostumbradas a invertir muchas horas a la semana en la depilación tradicional, podemos comenzar a utilizar mejor nuestro tiempo después de recurrir al láser.

Son tantos los beneficios que encontramos en una depilación profesional que no querremos volver a someter nuestras piernas a las molestas cuchillas o a la cera abrasiva. Veamos con detenimiento todo lo que nos puede aportar una depilación láser realizada en manos de los mejores profesionales.

Elimina casi por completo el vello corporal

Cuando nos decidimos por el tratamiento láser en las piernas, estamos apostando por la eliminación del vello de manera definitiva. Tan solo en la primera sesión podemos ver los resultados, al contemplar nuestra piel suave por un largo periodo de tiempo, como no consigue la depilación tradicional.

Una vez que acabamos todas las sesiones, recomendadas por el especialista estético, habremos conseguido eliminar hasta el 95 % de nuestro vello, obteniendo un resultado espectacular. Lucir unas piernas bonitas ya no será un suplicio diario.

Nos permite dedicar más tiempo a nuestros intereses

En la primera sesión láser veremos los resultados. En las subsiguientes, todo son ventajas, como el ahorro de nuestro valioso tiempo. Después de estar recurriendo durante horas a las cuchillas o a la cera, por una vez encontraremos mucho tiempo libre, que podemos dedicar a nosotras mismas.

Si arreglarnos para salir implica muchas horas, especialmente si queremos lucir una piel suave y libre de vellos, después del láser podremos tener más tiempo para nosotras. Los días serán más largos y nuestra epidermis permanecerá más cuidada.

Nos olvidamos de la foliculitis

Hablar de depilación láser es decirle adiós a problemas como la foliculitis, que suele darse tras los métodos tradicionales depilatorios. El famoso vello incrustado, que puede dar pie a una infección mayor, producida por hongos o bacterias, dejará de ser una complicación a la que estar sometidas.

También diremos adiós al hirsutismo, que es un exceso de vello que muchas mujeres presentan por culpa de procesos hormonales o genéticos. Quienes lo padecen, saben que pueden estar el doble tiempo depilándose con cera o con cuchilla, teniendo más posibilidades de sufrir foliculitis. De una vez, el láser nos libera de este problema.

Facilita la actividad deportiva

La higiene en el deporte es una prioridad, por eso, muchos deportistas, profesionales o no, deciden acercarse al láser, con el fin de reducir la posibilidad de una infección bacteriana o fúngica.

Los vellos pueden albergar muchos microorganismos. Ante una lesión o una herida que podamos hacernos durante la actividad deportiva, es sencillo evitarnos un mal mayor si tenemos el área debidamente depilada. De esta forma, actuaremos rápidamente sobre la lesión, logrando que el sudor no se acumule, junto a las bacterias ambientales.

En este caso, no hay mejor opción que recurrir a la depilación láser, ya que en menos tiempo conseguimos mejores resultados sin irritaciones, como sí sucede con métodos tradicionales. Conseguimos fácilmente más higiene durante el ejercicio físico.

Simplemente, nos embellece, haciéndonos sentir más seguras

Nuestro aspecto nos otorga una mayor seguridad, por eso nos dedicamos tantas horas a nosotras mismas antes de salir. Si conseguimos reducir ese tiempo y obtenemos los mismos resultados nos sentiremos mucho mejor. Esto se logra de manera sencilla, a través de la depilación láser.

Lucir una piel tersa y suave nos aporta la autoestima que necesitamos para enfrentarnos a cualquier obstáculo de la vida diaria. Es muy fácil sentirnos bellas, sobre todo si contamos con más horas para otras cuestiones, gracias al láser.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Como cada persona es distinta, el especialista en estética debe analizar nuestro fototipo de piel, así como el grosor del vello, para determinar el número de sesiones adecuado. Asimismo, debemos tener en cuenta posibles problemas hormonales, que pueden provocar el crecimiento del vello.

Como promedio, una persona puede requerir hasta 6 sesiones. Depilarse con diodo implica dejar entre 6 y 8 semanas por cada sesión, hasta lograr los objetivos deseados. Desde la primera sesión veremos los resultados en nuestra epidermis, apreciándose más suave.

Aunque antes de la segunda sesión pueden aparecer vellos en el área tratada, notaremos una mayor debilidad en estos, debido al debilitamiento de los folículos pilosos.

Con respecto a cada sesión, sentiremos mucha comodidad, al tratarse de un método prácticamente indoloro. Tan solo deberemos seguir las recomendaciones del especialista para que el proceso sea todo un éxito al final del tratamiento.

La depilación definitiva con láser de diodo

La depilación definitiva por medio del láser de diodo es posible. Unas personas, en función de su fototipo de piel, pueden requerir de 6 sesiones. Otras necesitarán hasta 9, para que podamos hablar de un efecto permanente.

Por lo general, el resultado definitivo es más sencillo obtenerlo en las extremidades. Aun así, se pueden aplicar sesiones futuras, en caso de que vuelva a aparecer un poco de vello. Pero, sin duda, después de las sesiones recomendadas por nuestro especialista, conseguiremos olvidarnos de los métodos tradicionales, permitiéndonos disfrutar de todos los beneficios que describimos antes.

Factores como la edad y los procesos hormonales nos harán requerir alguna sesión a modo de recordatorio, que no nos supondrá ningún impedimento, al no implicar una depilación tan exhaustiva. No solo veremos la suavidad en nuestra epidermis, sino que estaremos potenciando la producción de colágeno en la misma.

En tan solo una hora de tratamiento láser conseguimos estar sin preocuparnos meses enteros, obteniendo una mayor higiene y cuidado de nuestra piel.
Es muy fácil preservar nuestras piernas suaves y bonitas, por medio de un tratamiento láser, que puede llegar a ser definitivo. Prevenimos problemas mayores, como la foliculitis, y ahorramos mucho en tiempo para nosotras mismas, aumentando nuestra autoestima y confianza. Para los deportistas son todo ventajas.

Utilizamos Láser diodo

Porque es la última tecnología en depilación láser. Consigue la destrucción de la raíz del vello de forma selectiva.