984204034

640166849

Historia de la depilación láser

En la actualidad, decenas de miles de personas se someten a sesiones de depilación láser en nuestro país, y millones en el mundo entero. Esta tecnología proporciona una depilación mucho más rápida, profesional e indolora y permite lucir una piel suave y bonita, tanto en mujeres como en hombres. Además, se puede aplicar en todo el cuerpo. Pero, ¿dónde surge el láser como método de depilación? ¿cuál es la historia de la depilación láser?

Los orígenes de la depilación láser

Como suele ocurrir con los grandes inventos de la humanidad, el láser como método para la eliminación del vello de la piel se descubrió de forma accidental. Fue en el año 1957 cuando el investigador Gordon Gould, trabajando en una investigación con diferentes tipos de láser enfocó accidentalmente uno de ellos hacia su brazo y observó como de forma fulminante el vello se quemaba y desaparecía.

Este acontecimiento fue determinante para que en los años posteriores, y tras analizar los efectos de este tipo de depilación en una gran cantidad de personas, se comenzara su travesía para ser aprobado por la FDA americana -la agencia estatal que se encarga de aprobar medicamentos y tratamientos médicos-. Aun así, en aquella época el láser causaba efectos secundarios: pequeñas quemaduras que le impedían ser comercializado, por lo que tuvo que esperar hasta el año 1996, cuando tras múltiples desarrollos y experimentos se abrió la primera clínica de depilación láser del mundo en La Joya, California.  

Desarrollo de los diferentes tipos de láser: Diodo, Rubí, Alejandrita, Neodimio-Yag…

El primer láser en desarrollarse de forma comercial en pequeños aparatos, que tenían un precio muy elevado, fue el láser Rubí de alta potencia. Este tipo de láser solo podía ser utilizado en pieles muy claras, provocaba algunas quemaduras y tenía una baja efectividad, por lo que no tardaron en surgir otras alternativas.

Poco a poco, han ido apareciendo nuevos tipos de láser para depilación, como el láser Alejandrita, el láser Diodo o el láser Neodimio-Yag, que ya sí cuentan con todas las medidas de seguridad para las personas, no producen quemaduras y eliminan el vello de forma eficaz. Sin duda esto ha permitido que en la actualidad la depilación láser sea el mejor método de depilación, por su eficacia y su utilidad para hacer desaparecer de forma definitiva gran parte del vello corporal.

Aunque están extendiéndose diferentes tipos de láseres por todo el mundo, en la actualidad el que goza de una mayor expansión en multitud de clínicas de depilación por todo el mundo es el láser de Diodo, que cuenta con un sistema de funcionamiento a ráfagas que transmite varios pulsos de luz sobre la misma zona. Es muy eficiente incluso en pieles oscuras, por eso es uno de los más utilizados.  

Conoce las diferencias entre el láser diodo y el alejandrita

Seguridad y eficacia del láser en la actualidad

Sin duda, millones de personas se han beneficiado desde que la aplicación del láser se extendiera, y es que en la actualidad es un método seguro, aunque siempre hay que tener en cuenta que debe ser aplicado por profesionales que garanticen las máximas medidas de seguridad y que cuenten con equipos perfectamente utilizables.  

Solo existen algunos casos en los que el láser es perjudicial, por ejemplo, en mujeres durante el embarazo o en personas que tomen ciertas medicaciones que aumenten la fotosensibilidad de la piel. En el resto de casos, el láser es un método 100% seguro y fiable para los usuarios.

Como se puede comprobar, la historia de la depilación láser se remonta varias décadas atrás, pero el uso comercial del láser apenas tiene 20 años de historia y es ahora cuando está más desarrollado y no produce efectos secundarios. La depilación láser se ha convertido en el método de depilación más demandado del mundo.