984204034

640166849

Depilación láser en zonas sensibles: descubre todos sus secretos

Cuando decides realizarte una depilación láser debes tener en cuenta cuáles son las áreas más sensibles de tu cuerpo. En estas puedes sentir mayor molestia durante el tratamiento e incluso dolor, que remite poco después de la sesión. Para que sepas más sobre cómo actúa este tipo de depilación en tu cuerpo, te detallamos todo lo que necesitas saber sobre la depilación láser en zonas sensibles.

¿Cuáles son las zonas más sensibles para la depilación láser?

En primer lugar, debes saber en qué consiste la depilación láser. Esta se aplica en forma de luz, centrándonos en la micropigmentación, preferiblemente oscura del vello.

La luz, al convertirse en calor, consigue llegar hasta la raíz capilar, destruyéndola y eliminando toda la posibilidad de que en una determinada área vuelva a crecer vello.

Debes tener en cuenta que algunas personas pueden sentir más zonas sensibles en su cuerpo con respecto a otras. Existen determinados factores, como ciertas enfermedades, que crean hipersensibilidad. Algunas llegan a requerir varias sesiones de depilación láser para garantizar la eliminación total del vello.

Para que lo tengas más claro, vamos a señalarte cada una de las zonas sensibles de tu cuerpo para ser depiladas con láser. No existe un área que no se pueda someter a este tratamiento, a pesar de que llegues a sentir más molestias durante la sesión.

Área facial

Toda la zona facial presenta mucha molestia cuando te sometes a una sesión depilatoria por medio del láser. Esto se debe a la especial sensibilidad de la zona cutánea, donde se encuentran terminaciones nerviosas.

La mayor parte de nuestras clientas eligen el tratamiento láser para el área de la barbilla y el labio superior. Aunque puede resultar bastante molesta la sesión, el alivio es mayor tras ver los satisfactorios resultados. Puedes necesitar entre 5 y 8 sesiones para obtener una óptima resolución.

El pecho y las areolas de los pezones

Aunque este tratamiento depilatorio es especialmente elegido por hombres, debemos señalar la sensibilidad que muestran las areolas de los pezones. En este caso, para aminorar las molestias, pueden usarse aplicaciones de frío en la zona durante la depilación láser.

En función de la extensión que se desee depilar, podemos requerir de varias sesiones. Las zonas del pecho y el abdomen, en el caso masculino, son menos sensibles que en la mujer. Sí es verdad que, en ambos, el área de los pezones requiere de una atención especial debido a que es más delicada.

Área perianal

Como toda zona íntima, el área perianal contiene demasiadas terminaciones nerviosas, precisamente al no estar expuesta de manera externa. Es cierto que tu color de pelo puede determinar el número de sesiones, pero, aunque seas rubia o pelirroja, los nuevos métodos depilatorios permiten un resultado excelente, sin que tengas que soportar demasiadas molestias.

Ten en cuenta que, a pesar de que esta sea una zona sensible, no implica ningún riesgo realizar la depilación láser. Puedes requerir entre 5 y 8 sesiones, que se te van a hacer muy rápidas.

La nuca

La nuca es un área de pequeño tamaño que, a priori, no requiere de una especial dedicación. Hay que señalar su sensibilidad, no solo porque alberga muchas terminaciones nerviosas, sino porque, además, comparte la delicadeza táctil del área facial.

En función a las características de cada paciente, pueden requerirse varias sesiones depilatorias. Aunque puedes aplicarte aloe vera tras terminar estas, para calmar la sensación de calor te recomendamos que evites exponerte al sol inmediatamente.

Zona genital

La zona genital es especialmente sensible. Debemos señalar, por ejemplo, en  la zona genital femenina, las áreas de los labios mayores y el monte de Venus, al ser las más solicitadas. Son múltiples las terminaciones nerviosas, por lo que desaconsejamos los métodos depilatorios con cuchilla o cera, ya que existen más posibilidades de padecer foliculitis.

La depilación láser es el tratamiento que más seguridad te otorga. Una vez que analizamos el tipo de vello que tienes, necesitaremos varias sesiones para ofrecerte el resultado esperado. Esta es la única forma de dejar de exponer tu área genital a la irritación que suponen otros métodos depilatorios menos seguros para tu salud.

Más información sobre depilación genital masculina

Los muslos

Específicamente la zona interior de los muslos es la más sensible, a pesar de que el vello que encuentras en ella tiende a ser residual. Esto quiere decir que, con pocas sesiones, podemos hacerlo desaparecer, ya que no tiene una raíz fuerte.

En pocas sesiones conseguiremos dejarte una piel suave y sedosa, aunque durante las mismas puedas sentir algunas molestias debido a la delicadeza del área.

Las rodillas

Puede que las rodillas te parezcan poco sensibles, porque las solemos asociar a una zona ósea. En cambio, muchas personas muestran una especial debilidad al tacto. Sin duda, al ser un área de muchas cosquillas, nos está indicando que también posee muchas terminaciones nerviosas.

En un tratamiento láser, el paciente puede notar mayores molestias cuando nos centramos en las rodillas. Es normal que, tras la sesión, queden un poco más sensibles al tacto, pero gradualmente irán recuperando su estado habitual, luciendo aún más suaves tras finalizar las sesiones depilatorias.

Los dedos de los pies

Lo mismo que sucede en las rodillas lo verás reflejado en los dedos de los pies. Precisamente es otra área susceptible a las cosquillas, de ahí su sensibilidad ante la depilación láser.

En los dedos suelen aparecer esos pelitos que no son nada estéticos cuando decides ponerte sandalias. Los métodos depilatorios tradicionales pueden darte una mala experiencia, especialmente en esta zona de tu cuerpo. Por eso, recurrir al láser es tu mejor opción, para que puedas despreocuparte y lucir magnífica en las temporadas de calor.

De todas formas, antes de someterte a cualquier tratamiento de depilación láser, el especialista estudiará tu caso con el fin de ofrecerte el mejor resultado. Asimismo, deberás seguir ciertos consejos tras cada sesión, especialmente si has sido tratada en algunas de las áreas sensibles que te hemos mencionado.

La depilación láser es un método infalible y seguro para hacerte olvidar otros métodos depilatorios que, a la larga, pueden perjudicar tu epidermis. Aunque existen zonas sensibles en tu cuerpo, todas son susceptibles de someterse a este método de depilación. Para tu mayor tranquilidad, visítanos; tenemos un equipo de especialistas que te garantizan los mejores resultados.

Pide tu cita