La depilación láser con acné es posible, pero sólo en determinados casos y no en todo momento. En las siguientes líneas, vamos a repasar todos los aspectos que hay que tener en cuenta para llevarla a cabo. Asimismo, analizaremos los beneficios de los tratamientos con láser diodo que aplicamos al rostro en nuestro centro Láser Oviedo.

Los problemas del acné a la hora de depilarse

En primer lugar, tenemos que definir qué es exactamente el acné. Se trata de un trastorno de la piel caracterizado por un exceso de grasa que recubre tanto las células muertas de la epidermis como los folículos pilosos. Este problema de salud cutánea se refleja, de manera superficial, en la aparición de puntos negros, pústulas y granos con pus, entre otras manifestaciones. Entre los síntomas relacionados con esta afección, podemos señalar picores, irritaciones e incluso descamaciones.

Este trastorno suele estar condicionado, en gran parte, por predisposiciones genéticas. Pero el factor hereditario puede ser agravado por variables tales como los desajustes hormonales (especialmente agudizados en la adolescencia y en el género femenino), la presencia de bacterias (por ejemplo, por los malos hábitos de higiene) o situaciones de estrés que exacerban este inconveniente.

Por último, hemos de valorar que este problema puede llegar a tener cierta persistencia, lo cual, además de provocar marcas y cicatrices visibles en zonas tan sensibles como el rostro (no es la única, ya que el acné también se da en la espalda, los hombros y el pecho), puede generar crisis de autoestima. La presencia de esta alteración de la piel resulta antiestética, lo que comporta que numerosos afectados prueben tratamientos para paliarla.

Los cuidados durante las sesiones de depilación láser relacionados con el acné

Los cuidados durante las sesiones de depilación láser se tienen que preparar con suficiente antelación. En especial, los que tienen que ver con el control del acné, que es lo que más nos interesa en este texto. En este sentido, es clave que, antes de la sesión, un dermatólogo valore si el estado del rostro se presta a realizar este tipo de tratamiento.

La conclusión es clara: es preciso que estas depilaciones se lleven a cabo en centros especializados, como Láser Oviedo, y que cuenten con profesionales con experiencia en tratamientos dermatológicos. Por eso, el consejo principal es no fiarse de los centros de depilación en los que se ofrezcan precios escandalosamente bajos y que se caracterizan por no conceder excesiva relevancia a las precauciones.

Por lo que respecta al diagnóstico concreto, si se determina que el acné existente es leve, no tiene por qué considerarse un obstáculo a la hora de iniciar la depilación. Pero, como, además, esta se practica en la cara, sí hay que tener un gran cuidado, ya que, a menudo, el paciente presenta heridas. En estos casos, no debe procederse a aplicar el láser en el rostro.

Lo mismo va a suceder si la afección del acné es demasiado generalizada o exacerbada. En estos supuestos, se desaconseja intervenir, dado que los efectos del láser pueden hacer empeorar el estado de la piel y propiciar quemaduras. No olvidemos que este trastorno epidérmico hace que la piel esté hipersensible.

Aparte, es clave informar, en el momento de repasar en la clínica de depilación el historial médico, de si se está utilizando en el tratamiento del acné un medicamento como el Roacután. Se trata de un fármaco entre cuyas contraindicaciones se incluye la fotosensibilidad, lo que implica que, durante su periodo de administración, no es bueno exponer las zonas sensibles a fuentes de calor o a la radiación solar. Por consiguiente, mientras se esté tomando Roacután, resulta desaconsejable aplicar los efectos del láser en las áreas donde el acné ha hecho mella.

Por tanto, si estamos inmersos en uno de estos tratamientos, vale la pena postergar la depilación facial a su finalización, interrumpir el tratamiento o espaciar sus sesiones.

Los cuidados tras las sesiones de depilación láser

Por otra parte, una vez concluida una sesión de depilación de la cara, a la que hay que ir afeitado del día anterior y con una limpieza facial hecha (para evitar el enrojecimiento y la inflamación), es necesario seguir determinados consejos que aseguren unos buenos resultados. Entre las recomendaciones que se deben cumplir, destacamos las siguientes:

  • Hidratación del área. Con cremas, como la de áloe vera, para mitigar las rojeces de las pequeñas quemaduras.
  • Uso de prendas holgadas. Aparte de no exponer el área afectada al sol, aconsejamos evitar las rozaduras mediante tejidos naturales, como la seda y el algodón.
  • Utilización de protectores solares. Para quienes no van a poder evitar la exposición a la radiación del sol.
  • Una higiene más completa. No hemos de recurrir ni a frotar ni a la exfoliación. Las zonas depiladas han de estar secas.
  • Cuidado con las actividades físicas. El primer día tras la sesión no es el mejor momento para hacer deporte y sudar en exceso.
  • Descartada la depilación tradicional. No hay que precipitarse arrancando los pelos desde la raíz.

Los beneficios de la depilación láser

Los beneficios de la depilación láser son amplios y variados. Estos son algunos de los más relevantes:

  • El láser diodo incide, de un modo directo, sobre el folículo piloso. Contribuye a atrofiarlo para que no vuelva a generar pelo.
  • Su longitud de onda, punta de cuarzo y medio de difusión hacen que sea un procedimiento indoloro, efectivo y rápido.
  • Interesa espaciar las sesiones cada dos o tres meses, para garantizar unos efectos más visibles.
  • La eliminación de los pelos enquistados, propios de la foliculitis, da lugar a una piel más suave.
  • Recurrir a este tipo de depilación facial implica no tener que echar mano de la convencional de forma semanal.

Las ventajas de la depilación con láser diodo en nuestra clínica de depilación láser en Oviedo

En definitiva, la depilación facial es una de las más sensibles, pero también es una de las que brindan resultados más satisfactorios para el paciente cuando se aplica de la manera adecuada. Como acabamos de ver, la depilación láser con acné es una excelente solución, siempre y cuando la piel no presente un cuadro grave y un dermatólogo avale el tratamiento.

Utilizamos Láser diodo

Porque es la última tecnología en depilación láser. Consigue la destrucción de la raíz del vello de forma selectiva.