984204034

640166849

¿Cómo prevenir la foliculitis tras la depilación láser?

Uno de los problemas principales que aparecen en las zonas con más vello de nuestro cuerpo es la foliculitis. Su aparición después de la depilación láser puede agravarse si no se trata de manera correcta. El folículo piloso se inflama, dando lugar a la aparición de un granito que, de no curarse, puede producir un quiste. La principal causa de esta afección es el mal crecimiento del pelo, ya sea en las extremidades, la zona púbica, etc. El poro se inflama y la proliferación de bacterias da lugar a estas lesiones en la piel. Pero ¿cómo podemos evitar su aparición? Desde Láser Oviedo te ayudamos a prevenir la foliculitis con unos sencillos consejos.

¿Cómo evitar la foliculitis?

Normalmente, la aparición de protuberancias en la piel que dan lugar a la foliculitis no reviste gravedad alguna. Sin embargo, queremos que desaparezcan lo antes posible, ya que crea un efecto muy antiestético. Para ello es de vital importancia evitar tocar la zona afectada. En caso de manipular la zona, podría infectarse e inflamarse cada vez más. Por tanto, está absolutamente prohibido apretar los granitos para intentar sacar el pelo que ha quedado dentro.

En caso de que padezcas una inflamación más grave, con muchas lesiones en el área depilada, lo más aconsejable es acudir a una clínica especializada, ya que quizás necesites antibióticos para tratar la infección o alguna pomada específica.

Por otra parte, el método de depilación utilizado influye en la aparición de esta molesta patología. Si utilizas cuchilla habitualmente, puede que la foliculitis aparezca con más frecuencia. Esto se debe a que el vello se corta a ras de la piel y no es eliminado de raíz. Por ello, creemos firmemente que nuestro método de depilación láser diodo contribuye de manera muy positiva a evitar su aparición, pues consigue eliminar el vello de forma permanente.

Consejos para prevenir la foliculitis

A continuación te contamos cómo poner en práctica unos sencillos consejos para ayudarte a evitar la aparición de tan fastidioso problema.

1. Exfolia la piel antes de depilarte. Puedes utilizar un guante de crin o algún gel exfoliante mediante un masaje. La exfoliación será tu gran aliada para limpiar la piel y eliminar células muertas.

2. Aplica hielo o agua fría. La aplicación de hielo tras la depilación es aconsejable para cerrar el poro y así evitar su posterior inflamación.

3. Hidrata tu piel. Hidratar tu piel después de la depilación calmará la zona y evitará el enrojecimiento y las posibles infecciones. Te recomendamos el aloe vera, aceites naturales e incluso agua termal.

4. Evita la ropa ajustada. Es importante que la ropa no nos roce ni apriete, ya que la fricción puede favorecer este trastorno cutáneo.3

En definitiva, la aparición de la foliculitis después de la depilación es fácil de evitar con estas simples recomendaciones de higiene y cuidado personal. En caso de producirse un quiste, acudir al médico es lo más apropiado. Esperamos que pongas en práctica estos pequeños pero poderosos consejos para tener siempre una piel cuidada. Y, recuerda, una piel bonita es una piel cuidada.