984204034

640166849

Cesárea y depilación láser: todo lo que necesitas saber

Cesárea y depilación láser son dos términos que pueden parecer incompatibles, aunque no es así. Para aclararte toda la información al respecto, y para que sigas cuidando tu imagen, hemos redactado el presente artículo.

¿Te puedes someter a la depilación láser durante el embarazo?

Antes de responder a la pregunta, debes saber que este tratamiento supone la entrada de la luz pulsada hasta un máximo de unos 4,5 milímetros en tu piel. Se ha confirmado, con estudios médicos, que el láser no hace daño alguno al feto y que tampoco afecta a la evolución natural del embarazo.

Aun así, la OMS recomienda que se limite el número de tratamientos durante la gestación, pero no confirma que se trate de algo desaconsejable. La ausencia total de estudios clínicos provoca que los especialistas del sector apuesten por depilar cualquier área del cuerpo salvo aquellas que rodean al feto.

Es importante subrayar que, durante el crecimiento del bebé, se producen en tu cuerpo diversas alteraciones hormonales que pueden terminar provocando un aumento de las manchas o diversos problemas en la cicatrización.

¿Es aconsejable confiar en la depilación láser tras una cesárea?

Durante los seis meses posteriores al parto, es normal que tu vello crezca de forma más fuerte, aumentando su densidad. Pensar en un tratamiento definitivo parece la solución más práctica, pero ¿puedes depilarte la zona de la cicatriz?

La respuesta a esta pregunta es afirmativa, pero es necesario esperar un mínimo de medio año para hacerlo. Se aconseja el uso de láser alejandrita o depilarse con diodo y, por supuesto, la supervisión continua de un médico que certifique que la cicatrización es correcta y que se puede llevar a cabo el tratamiento.

Tras el citado periodo de tiempo, hay algo que te sorprenderá: tu vello será mucho más débil que durante tu embarazo, por lo que el láser será más eficaz y podría ser el medio definitivo para despedirte para siempre de tu pelo.

También es importante tener en cuenta que, si usas algún tipo de banda sobre la piel para evitar su descolgamiento, no debes combinarla con la depilación láser. En este caso, la paciencia y la opinión médica son tus mejores aliadas para evitar problemas que pudieran abrir tu cicatriz o retrasar su evolución lógica, con las diversas posibilidades de alteración para tu estado de salud que podría conllevar esta circunstancia.

Protege tu salud

Teniendo en cuenta los factores arriba mencionados, parece lógico deducir que confiar en un centro de estética para este tipo de depilación es contraproducente. Es más recomendable apostar por un centro de depilación láser en el que se te ofrezcan todas las garantías necesarias para certificar la salubridad del tratamiento y, especialmente, que el resultado va a ser justo el que deseas.

Así, cesárea y depilación láser es una combinación posible, pero siempre tomando las medidas correspondientes para evitar poner en riesgo la correcta cicatrización de la piel. Confía en nuestra experiencia en el sector para que tu depilación sea siempre perfecta. Pide ya tu cita y estaremos encantados de atenderte y de conseguir mejorar tu imagen tras cada sesión. Te esperamos.